Nueva definición del contrato por circunstancias de la producción
Valanza

Valanza

Tiempo de lectura:
08/02/2022

Con la reforma laboral se ha cambiado la definición de este tipo de contratos, entendiéndose ahora que existe causa justificada para su celebración cuando concurra:

  1. Un incremento ocasional e imprevisible y las situaciones que, pese a tratarse de la actividad normal de la empresa produzcan un desajuste temporal entre el personal contratado y el que se requiere (entre esos desajustes expresamente se destacan aquéllas que deriven de la cobertura de las vacaciones anuales).
  2.  Cuando se den circunstancias de la producción para atender situaciones ocasionales, previsibles y que tengan una duración reducida y delimitada en el tiempo (ej. campañas de navidad, campañas del campo y cuestiones análogas).

Cuando el objeto de la contratación sea el apartado 1. (incremento ocasional e imprevisible), la duración de este tipo de contratos no podrá ser superior a seis meses, siendo estos seis meses ampliables a un año siempre que lo establezca el convenio colectivo de aplicación. En caso de que el contrato se hubiera concertado por duración inferior a la máxima existe la posibilidad de realizar una sola prórroga sin que el contrato inicial más la prórroga puedan superar la duración máxima del contrato.

Cuando el objeto de la contratación sea el apartado 2. (situaciones ocasionales, previsibles y que tengan una duración reducida y delimitada en el tiempo), la duración máxima será de noventa días por año natural, sin que estos noventa días puedan ser utilizados de manera continuada.

Si necesitas asesoramiento en materia jurídica, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de expertos, estaremos encantados de ayudarte.

Teléfono: +34 91 323 60 09

Correo electrónico: valanza@valanza.legal